La terapéutica de ventosa es un método de tratamiento muy simple creado por el pueblo trabajador chino en la antigüedad, y constituye una parte de la medicina tradicional china. En la obra Leihoufang, de Ge Hong (281 - 341) ya se encuentran registros de este método. Y en el Waitaibiyao (Secretos Medicinales de un Oficial), de Wang Tao (702 - 772), también se habla de la eficacia de la ventosa en el tratamiento de la tuberculosis. Más tarde, Zhao Xueming refiere con más detalle en su obra Bengcaogangmu (Suplemento para el Compendio de la Materia Médica) la eficacia de este método. Y se registra una copla acerca de la ventosa que dice: “Síndromes yin: forúnculos en medio mes; sin ventosa son duros como piedra, pesados del pus acumulado, producen agitación e irritabilidad, trátese con ventosa y sangría; el pus de color rojo indica la ligereza y el pus negro, la gravedad”. Y en Liyuepianwen (Discurso Sobre las Nuevas Terapéuticas) describe el tratamiento con ventosa de la ictericia y el dolor causado por el viento.

La terapéutica con ventosa consiste en reunir la sangre para tratar la enfermedad, método que se aplica hasta hoy día y es bien conocido por las masas populares. En medicina doméstica demuestra su eficacia cuando se trata de mejorar la circulación de la sangre, calmar el dolor y estimular el metabolismo, y ahora combinado con el me­dicamento (licor con medicamento) se han logrado mejores resultados.

La terapia con ventosa tiene aplicaciones muy amplias; en general, tanto las enfermedades de la medicina interna, la cirugía como las del sistema nervioso pueden ser tratadas con la ventosa. Pero conforme con mis experiencias, la mayor eficacia se logra en el tratamiento de los síntomas del dolor o las reumáticas.

Las enfermedades dolorosas, causadas por el viento y humedad, que se observan con más frecuencia son las veintiocho siguientes:

l. Dolor de cabeza: dolor en la frente, jaqueca o dolor en la corteza de la cabeza.

2. Dolor dental: hinchazón y dolor en la encía, dolor dental, espasmos y desviación de la boca.

3. Dolor en todo el cuerpo: dolor y sensación de frío en la espalda y en los riñones, temblores, ausencia de fuerza en los miembros.

4. Dolor en los brazos: dolor que impide levantarse, flexionarse y que dificulta el movimiento.

5. Dolor en el codo: dolor que impide flexionarlo y extenderlo, entumecimiento y espasmos.

6. Dolor en la región hipocóndrica: dolor que se acentúa al toser, al respirar o moverse.

7. Lumbago: dolor y rigidez que dificulta el movimiento.

8. Ciática: dolor ciático en un lado o en los dos.

9. Dolor en las piernas (incluidos los muslos): frío, entumecimiento, rigidez, imposibilidad de extensión y flexión, o aversión al frío, con ausencia de sudor.

10. Dolor en las piernas al toser (en una pierna o en las dos): dolor en las extremidades inferiores que se acentúa al toser.

11. Dolor en el dorso del pie: dolor que dificulta levantarse y moverse.

12. Parálisis reumática: entumecimiento, dolor o pérdida de sensación en una mano, un pie o en medio cuerpo.

13. Tumefacción de las vértebras torácicas: encorvadura, espasmos y dolores en las piernas.

14. Tumefacción de las vértebras lumbares: dolor insoportable, pero no se observa ni enrojecimiento ni hinchazón.

15. Tumefacción de las articulaciones de rodilla: imposibilidad de extenderse y flexionar, dolor y entumecimiento.

16. Tumefacción de las articulaciones del tobillo y del pie: entumecimiento y dolor, frío en los dedos.

17. Tumefacción de las articulaciones de la mano: dolor, espasmos, fiebre o frío.

18. Tumefacción de las articulaciones de los brazos: imposibilidad de extensión y flexión, dolor insoportable.

19. Tumefacción de las articulaciones de los dedos de la mano: dolor e imposibilidad de movimiento.

20. Viento antes del parto: dolor en todo el cuerpo, entumecimiento en las manos y los pies o tos.

21. Viento después del parto: lumbago, dolor en las piernas, convulsiones, entumecimiento, sensación de frío en las manos y los pies.

22. Viento de espasmos en la mujer: convulsiones en las extremidades, rigidez en los pies y en las manos.

23. Parálisis causada por el frío: entumecimiento en los miembros, manos y pies encogidos con dificultad de movimiento.

24. Convulsiones faciales: desviación de la comisura de la boca y de los ojos, rigidez en la nuca, convulsiones involuntarias de la cara.

25. Espasmos: espasmos en los brazos y en las piernas, dificultad de movimiento.

26. Epilepsia: convulsiones en los miembros y pérdida de consciencia.

27. Síndrome Bi Wei: entumecimiento, dolor en los miembros y pérdida de conocimiento.

28. Dolor abdominal: estancamiento interno en el vientre, dolor, pesadez o sensación de frío.






Publicado: 4 de Febrero de 2016 a las 18:41